Afectación del Estado Nutricional en el Sida Cartagena Murcia

El tratamiento nutricional es fundamental para optimizar la calidad de vida de las personas con SIDA. En el siguiente artículos les hablaremos de la afectación del estado nutricional en el sida, continúa leyendo...

Centro Medico Virgen De La Caridad
968 506 666
Jorge Juan 30
Cartagena, Murcia
Especialidad
policlinicas

Esta Información es Proveída por
Practiser
968 330 033
Juan Fernández 53-63
Cartagena, Murcia
Especialidad
policlinicas

Esta Información es Proveída por
Clinica Virgen De Los Dolores S.L
968 535 030
Alfonso XIII 103
Cartagena, Murcia
Especialidad
policlinicas

Esta Información es Proveída por
Myriam Nieto Villa
968 585 360
Av. Estación 18 Bajo
Torre Pacheco, Murcia
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Clinica Nuestra Señora De Los Dolores S.L
968 334 636
Av. de la Libertad 86
Alcazares Los, Murcia
Especialidad
policlinicas

Esta Información es Proveída por
Hospital Nuestra Señora Del Perpetuo Socorro
968 510 500
Sebastián Feringán 12
Cartagena, Murcia
Especialidad
clinicas y hospitales

Esta Información es Proveída por
Jose De Los Santos Hernandez Martinez
968 533 614
Alfonso XIII 54
Cartagena, Murcia
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Centro Medico Virgen De La Caridad
968 596 086
Lorca 30 Bajo
Fuente Alamo, Murcia
Especialidad
policlinicas

Esta Información es Proveída por
Centro Medico Torre-Pacheco
968 585 058
Av. de Europa 2
Torre Pacheco, Murcia
Especialidad
policlinicas

Esta Información es Proveída por
Centro Medico Mar Menor
968 191 800
Calderón de la Barca 24
San Javier, Murcia
Especialidad
policlinicas

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Afectación del Estado Nutricional en el Sida

Artículos Proveído Por:

AFECTACIÓN DEL ESTADO NUTRICIONAL EN EL ENFERMEDAD DEL SIDA

La Intervención Dietética en la Fase Asintomática

La desnutrición de la persona con SIDA, una de las principales causas de muerte, es una enfermedad agregada que empeora la evolución del SIDA al provocar una disminución importante de las defensas y aumentar el riesgo de mayores infecciones.

El SIDA es la enfermedad de aparición no inmediata, presentándose en un período que varía entre los 2 y 10 años tras la infección por el VIH. El período de tiempo que transcurre entre la infección y la aparición de síntomas se denomina fase asintomática.

La fase asintomática se caracteriza por no presentar síntomas evidentes y característicos de la enfermedad. No obstante, esta fase no está carente de otros problemas que si bien no se consideran síntomas claros de SIDA, sí que ocasionan molestias y complicaciones. Los trastornos más típicos de esta fase son los emocionales, los derivados de la medicación y los nutricionales.

1. Trastornos emocionales: estas alteraciones pueden causar principalmente molestias gastrointestinales, estrés, dolores de cabeza, infecciones respiratorias y síndromes febriles.

2. Los trastornos debidos a la medicación varían en función del tratamiento aplicado.

3. Trastornos nutricionales: la malnutrición es uno de los primeros efectos que aparecen en los infectados por el VIH.

La desnutrición está directamente relacionada con un descenso de la inmunidad y con una mayor probabilidad de aparición de la infección, por lo que es fundamental conseguir una buena nutrición para retrasar en la medida de los posible la aparición de la enfermedad y
conseguir una buena calidad de vida.

Se ha comprobado en un estudio de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins, que las personas afectadas por el VIH experimentan una pérdida de peso equivalente al 10% de su peso corporal habitual durante el período de tiempo comprendido entre los 3 y 9 meses anteriores a la aparición sintomática del SIDA. También se ha comprobado que las personas que pierden ese 10% de peso tienen hasta un 50% más de posibilidades de morir antes que aquellos que mantienen su peso.

Aunque durante esta fase no se hayan presentado los síntomas es fundamental realizar una nutrición adecuada para asegurar una buena actuación. La intervención dietética no se debe concebir sencillamente como una dieta a seguir, sino como un proceso con unos objetivos prefijados que incluyan la atención humana y un cuidadoso plan de aprendizaje por parte de la persona.

Los objetivos de la intervención dietética en la fase asintomática pueden resumirse en replantear la alimentación de la persona infectada, ya que suele ser incorrecta, y en conseguir que siga una alimentación equilibrada. Aun así, estos objetivos se pueden desglosar en varios puntos:

• Proporcionar una educación nutricional adecuada para que la persona infectada conozca sus requerimientos dietéticos y cómo cubrirlos.
• Asegurar que el individuo tenga el aporte nutritivo más ajustado a sus necesidades reales.
• Favorecer la asimilación de nutrientes.
• Evitar infecciones a través de alimentos contaminados.
• Intentar conseguir un buen nivel de calidad de vida e integrar a la persona en la sociedad de forma activa.

La consecución de cada uno de estos objetivos está directamente relacionada con los otros puntos.

De: José Manuel Sánchez Barranco

Haga click aquí para leer más artículos de Articuloz.com