Afectación del Estado Nutricional en el Sida Madrid Madrid

El tratamiento nutricional es fundamental para optimizar la calidad de vida de las personas con SIDA. En el siguiente artículos les hablaremos de la afectación del estado nutricional en el sida, continúa leyendo...

Centro Medico Gran Via 67 (Delvesa
915 474 940
Gran Vía 67
Madrid, Madrid
Especialidad
policlinicas

Esta Información es Proveída por
Laboratorio Dr. F. Echevarne Analisis
913 665 336
Segovia 71
Madrid, Madrid
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Laboratorio General Analitica Clinica
913 665 336
Segovia 71
Madrid, Madrid
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
United Laborator.Madrid
915 938 067
Sagasta 20 4º
Madrid, Madrid
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Megalab
915 228 710
Fuencarral 92
Madrid, Madrid
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Laboratorios Ruiz-Falco
914 483 144
Larra 16 Bajo Dcha.
Madrid, Madrid
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Investigacion Y Analisis
902 485 500
Sagasta 13
Madrid, Madrid
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Balnadu
915 359 597
Vallehermoso 84 Local
Madrid, Madrid
Especialidad
policlinicas

Esta Información es Proveída por
Lab. De Analisis Dr. Torrejon Recio
914 687 177
Ronda de Atocha 16
Madrid, Madrid
Especialidad
analisis clinicos

Esta Información es Proveída por
Imersa
915 015 400
Poeta Esteban Villegas 12
Madrid, Madrid
Especialidad
policlinicas

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Afectación del Estado Nutricional en el Sida

Artículos Proveído Por:

AFECTACIÓN DEL ESTADO NUTRICIONAL EN EL ENFERMEDAD DEL SIDA

La Intervención Dietética en la Fase Asintomática

La desnutrición de la persona con SIDA, una de las principales causas de muerte, es una enfermedad agregada que empeora la evolución del SIDA al provocar una disminución importante de las defensas y aumentar el riesgo de mayores infecciones.

El SIDA es la enfermedad de aparición no inmediata, presentándose en un período que varía entre los 2 y 10 años tras la infección por el VIH. El período de tiempo que transcurre entre la infección y la aparición de síntomas se denomina fase asintomática.

La fase asintomática se caracteriza por no presentar síntomas evidentes y característicos de la enfermedad. No obstante, esta fase no está carente de otros problemas que si bien no se consideran síntomas claros de SIDA, sí que ocasionan molestias y complicaciones. Los trastornos más típicos de esta fase son los emocionales, los derivados de la medicación y los nutricionales.

1. Trastornos emocionales: estas alteraciones pueden causar principalmente molestias gastrointestinales, estrés, dolores de cabeza, infecciones respiratorias y síndromes febriles.

2. Los trastornos debidos a la medicación varían en función del tratamiento aplicado.

3. Trastornos nutricionales: la malnutrición es uno de los primeros efectos que aparecen en los infectados por el VIH.

La desnutrición está directamente relacionada con un descenso de la inmunidad y con una mayor probabilidad de aparición de la infección, por lo que es fundamental conseguir una buena nutrición para retrasar en la medida de los posible la aparición de la enfermedad y
conseguir una buena calidad de vida.

Se ha comprobado en un estudio de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins, que las personas afectadas por el VIH experimentan una pérdida de peso equivalente al 10% de su peso corporal habitual durante el período de tiempo comprendido entre los 3 y 9 meses anteriores a la aparición sintomática del SIDA. También se ha comprobado que las personas que pierden ese 10% de peso tienen hasta un 50% más de posibilidades de morir antes que aquellos que mantienen su peso.

Aunque durante esta fase no se hayan presentado los síntomas es fundamental realizar una nutrición adecuada para asegurar una buena actuación. La intervención dietética no se debe concebir sencillamente como una dieta a seguir, sino como un proceso con unos objetivos prefijados que incluyan la atención humana y un cuidadoso plan de aprendizaje por parte de la persona.

Los objetivos de la intervención dietética en la fase asintomática pueden resumirse en replantear la alimentación de la persona infectada, ya que suele ser incorrecta, y en conseguir que siga una alimentación equilibrada. Aun así, estos objetivos se pueden desglosar en varios puntos:

• Proporcionar una educación nutricional adecuada para que la persona infectada conozca sus requerimientos dietéticos y cómo cubrirlos.
• Asegurar que el individuo tenga el aporte nutritivo más ajustado a sus necesidades reales.
• Favorecer la asimilación de nutrientes.
• Evitar infecciones a través de alimentos contaminados.
• Intentar conseguir un buen nivel de calidad de vida e integrar a la persona en la sociedad de forma activa.

La consecución de cada uno de estos objetivos está directamente relacionada con los otros puntos.

De: José Manuel Sánchez Barranco

Haga click aquí para leer más artículos de Articuloz.com