Características Psicológicas de los Adolescentes Vic Cataluña

Existen un gran número de características psicológicas que presentan nuestros hijos en la adolescencia. Los hijos adolescentes suelen optar por una personalidad distintiva que muchas veces es difícil de manejar...

Características Psicológicas de los Adolescentes

Proveído Por:

La etapa de la adolescencia implica una serie de cambios de la estructura psicológica del individuo, que se pueden resumir de la siguiente manera: Descubrimiento de la propia identidad. El adolescente intuye y descubre que “él” es “el”, no otro. Distinto a cualquier otra persona. Ambivalencia entre infancia y madurez. Se descubre a sí mismo con rasgos de adulto y rasgos de niño. Inseguridad ante la ambigua realidad. Como consecuencia de lo anterior aparece en el adolescente una gran inseguridad en sí mismo. Máscaras. Para disimular la inseguridad necesita protegerse, para lo cual usa máscaras de comportamiento, que impiden a los demás darse cuenta de la realidad. Esto es un mecanismo inconsciente. Agresividad, como máscara, para proteger la inseguridad. Rebeldía, otra máscara. Cada adolescente tiene una forma distinta de ser agresivo. A veces con violencia verbal o de comportamiento y otras en forma de ensimismamiento. Necesidad de llamar la atención. Narcisismo. Como manifestación del descubrimiento de su propia realidad. Quiere decir a todo el mundo “yo soy yo”. El amparo al grupo. La identidad grupal. El grupo proporciona refugio a la inseguridad personal y da fortaleza ante la amenaza de los adultos. Conocer los límites. La mayoría de los comportamientos de los adolescentes obedecen a una razón: saber cuáles son los límites de los adultos, por eso los someten a prueba haciendo cosas disparatadas. ¿Qué influye en los problemas entre padres e hijos? La personalidad de los padres o del hijo (dura y poco comprensiva). Inconsistencia en las exigencias. Discrepancia de los padres en cuestiones importantes. Inexistencia de normas y roles claros. Ausencia de un desaguadero para expresar los sentimientos. Una crisis de la pareja que afecta a los hijos. Se acumulan, sin resolver, tensiones familiares. ¿Cómo tener un hijo adolescente...y ser feliz? No se considere agraviado por lo que los adolescentes hagan: no es nada personal... es simplemente su crisis. No tome los problemas de sus hijos como propios: deje que él maneje su vida y tome sus decisiones. Pero exíjale que éstas no afecten a los demás. Establezca con su hijo (gano-ganas) los límites y normas necesarias para vivir en armonía. Si su hijo tiene un problema serio, ayúdele, pero no se amargue usted la vida: no añada un problema a otro problema. No se puede “obligar” a nadie a ser bueno: hay que venderle la idea y ayudarle con ideas y con acompañamiento. El bien de la familia está antes que el bien del adolescente. Conviene, sin embargo, conseguir las dos cosas. Desconcierte de vez en cuando a su hijo. No sea tan predecible que su hijo/a sabe siempre qué esperar de usted. No tome decisiones sobre la marcha, ni acepte hechos cumplidos. Calma, paciencia, reflexión…y después actuar con firmeza. Si usted se sale de casillas, su hijo lo manipula y lo domina, ganó la batalla. Tenga un interés real y genuino por las cosas del adolescente. Proveido por: LaFamilia.info