Claves Freelance Para Convencer a tu Cliente Bilbao País Vasco

Cuenta una historia, haz que la gente participe y consigue información. Estas son las claves. En otras ocasiones hemos propuesto varios consejos prácticos para mejorar las presentaciones que realizas a tus clientes...

Tecniconta S.L. Ledesma, 10 Bis - 3º  
944247621
Ledesma 10
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Cristina Navarro Fernandez  
944239387
Ajuriaguerra Juan 19
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Asesoria Herrero S.A.  
944210553
Gordoniz 53
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Seleccion & Formacion Gran Via, 15 - 1º  
944169833
Lopez De Haro D 15
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Abando Gestion  
946613151
Circular 3
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
A & A Financiera Diputacion, 2 - 1º Dcha.  
946674090
Diputacion 2
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Aholkularitza Eta Ikerketa Ingurune S.L.  
944415104
Sagrado Corazon De Jesus, Plaza 5
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Aguileda Arco Atlantico S.L  
944246422
Ledesma 10 Bis
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
A & A Financiera Del Norte 2005 S.L.  
946674090
Diputacion 2
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Andes Hernando Iñaki
944217238
Eguia General 7
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Claves Freelance Para Convencer a tu Cliente

Proveído Por:

Y es que el enfoque es fundamental. Teniendo en cuenta sólo estos 3 aspectos, puedes darle un nuevo impulso a tus presentaciones, para hacerlas mucho más útiles, productivas y, por supuesto, entretenidas. Vamos allá:

1. Cuenta una historia

La gente se aburre en las presentaciones porque normalmente están hechas con informaciones, diapositivas y datos fragmentarios. El secreto está en plantear las presentaciones como si fuesen una única historia, mejor aún si se trata de una historia única. Porque eso es, en realidad, lo que nos entretiene, lo que consigue captar y retener nuestra atención. Funciona en las novelas, en el cine y en cualquier otro campo de la realidad. Y por supuesto, también funciona en las presentaciones, que no dejan de ser una especie de narración.

Lo que buscamos son historias con su inicio, su nudo y su desenlace. Así que busca un hilo conductor que dé coherencia a todas las diapositivas, las anécdotas y los datos e imágenes. Como en toda historia, habrá momentos de gran emoción, y otros bastante más relajados. Saber combinarlos para mantener la atención del público es todo un arte.

2. Haz que la gente participe

Es importante superar el miedo a que “los demás” arruinen tu presentación. ¿A quién va dirigida tu historia sino a “los demás”? Si te concentras exclusivamente en “pasar el trago”, y en soltar tu rollo sin interrupciones, va a ser muy difícil que llegues a conectar con la gente que te está escuchando. No olvides que ellos son tus clientes, reales o potenciales.

Es mucho mejor que tus clientes te interrumpan y te pregunten. Eso significa que están interesados en lo que cuentas, y de esta forma te dan la oportunidad para demostrar que conoces perfectamente tu área de actividad, y que lo que hay en las presentación es sólo una síntesis de un conocimiento mucho más amplio. De hecho, las preguntas e interrupciones sólo constituyen un riesgo cuando no conoces bien el tema de la presentación, o cuando no te la has preparado bien. Eso sí que sería un problema grave…

Así que fomenta la participación de los que te escuchan. Trata de implicarles en la historia, de meterles dentro en vez de dejarles fuera. Si lo consigues, habrás conectado emocionalmente con ellos, habrás acercado posturas, y tu esfuerzo de venta será mucho más efectivo.

3. Saca algo en claro

Este requisito es una consecuencia del anterior. Un acto de comunicación es una gran oportunidad para expresar tu punto de vista , sí, pero también para recoger el punto de vista del cliente. ¿Qué echa en falta en la presentación? ¿Qué es lo que le gusta y qué no? ¿Qué es lo que más le interesa? ¿Qué aspectos son los que consiguen emocionarle? ¿Hay algo que le sorprenda y le motive?

Sería bastante triste que, después de realizar una presentación, volvieses a casa sin haber aprendido unas cuantas cosas que antes no sabías sobre tus clientes. Te han concedido un tiempo para hablar con ellos, y debes ser capaz de recoger sus reacciones a lo que tú les has propuesto. Por una parte, eso te permitirá acercarte a ellos y, por otra, te dará pistas para construir mejor tus presentaciones en el futuro. ¿No crees?

Haga click aquí para leer más artículos de Blog del Freelance