¿Cómo Adaptarse al Nuevo Año Escolar? Bilbao País Vasco

El regreso al colegio es un reto tanto para los padres como para los hijos. Ello implica establecer una nueva rutina, levantarse temprano, volver a ‘apretar las riendas’ en algunas de las reglas que durante las vacaciones fueron más flexibles...

¿Cómo Adaptarse al Nuevo Año Escolar?

Proveído Por:

Los padres juegan un papel fundamental en los días previos al comienzo del año escolar. De la forma como ellos estimulen y motiven al niño, dependerá en gran parte la actitud positiva del chico ante el comienzo de un nuevo año. Prepararse para el colegio después de unas largas vacaciones, no es solo comprar los libros y útiles escolares. Es también propiciar conversaciones con los niños acerca de los conocimientos que adquirirán, así como las nuevas amistades y experiencias que lo enriquecerán como persona. He aquí algunas sugerencias que le ayudarán a hacer de ésta, una experiencia agradable para usted como padre y para sus hijos: • Es necesario que tanto papá como mamá se ocupen del inicio de clases del chico. • Prepare psicológicamente al niño para esta nueva etapa de su vida. Desde unas semanas antes comience a hablar de la vida escolar y sus aspectos positivos. • Si el chico tiene más de siete años, es buena idea asignarle un despertador para que sienta que ya es una persona responsable y autónoma, capaz de levantarse sin ayuda de los padres. • Animen al niño o joven a que elabore un horario de actividades en el que se incluya tiempo para tareas, deporte, juegos y TV. El horario funciona mejor cuando se pone por escrito y a la vista, junto al escritorio o al lugar de estudio. • Evalúe con el chico si el lugar donde se hacen las tareas es todavía adecuado para el trabajo escolar en casa. Mientras más avanzado el curso, más concentración requerirá. Por lo tanto necesita una mesa amplia, con buena luz y aislada de ruidos que los distraigan. • Si le niño está en sus primeros años escolares, una semana antes invítelo a que lea, escriba y haga ejercicios de matemáticas para que repase lo aprendido en el último año. Así llegará al nuevo año escolar con todos sus conocimientos frescos. • Para que el reajuste a la rutina escolar sea más fácil, trate de que el niño se acueste cada día un poco más temprano hasta llegar a la hora indicada. • Pregúntele qué le gustaría llevar para la merienda y/o almuerzo, sin descuidar su alimentación; así se sentirá más integrado. El primer año en el colegio La adaptación del niño que comienza su vida colegial depende de varios factores. El más importante es si el chico ha asistido a un jardín infantil y ya está acostumbrado a un horario fuera de casa y a convivir con niños y adultos, diferentes a sus hermanos y padres. Sin embargo, la entrada al colegio ‘grande’ es una etapa en la vida del niño para la cual hay que prepararlo y darle la seguridad de que todo estará bien. Para ayudarlo, empiece por preguntarle sobre sus expectativas, si se siente emocionado o si tiene alguna preocupación acerca del ciclo que comienza. Es importante hacerles saber que van a conocer nuevos amigos y explicarles que todos hemos pasado por esta etapa y que es parte del proceso de su crecimiento. Es importante hablarle de cómo será su nueva rutina, es decir, la hora en que deberá levantarse, tomar el desayuno y estar listo para dejar la casa. Es muy importante que el niño haga un recorrido por el que será su nuevo colegio, para que el primer día no se sienta demasiado extraño. Qué deben hacer los papás durante el año escolar 1. Mantenerse comunicado con la escuela. Es importante conocer a las personas que educan a su hijo en el colegio. Recuerde que ellos pasan la mayor pare del día con él/ella. 2. No deje de asistir a las reuniones de padres de familia, ni atender los llamados del profesor encargado del grupo de sus hijos. La educación es una tarea conjunta entre colegio y familia. Si ambos trabajan por separado, no se logran a cabalidad los objetivos que se ha trazado en la educación de sus hijos. 3. Es importante que los chicos sientan que sus padres se interesan por lo que hacen en el colegio, por sus tareas y en general por todo lo que sucede en el centro educativo. La indiferencia de los padres puede ocasionar inseguridad emocional e inestabilidad. El amor y la atención que los niños perciben de sus padres, es fundamental en el proceso de aprendizaje. Llegó la hora de las tareas Adaptarse de nuevo a las tareas escolares es quizá uno de los aspectos más difíciles del regreso al colegio. Por esto, es primordial ayudarle al niño a que asuma esta nueva responsabilidad con una mentalidad positiva y decidida. Es importante que los chicos no asuman los deberes como un castigo sino como un proceso más en su educación. Hay que apoyarlos en sus deberes y no exigirles más de lo que pueden dar. Recuerde que las tareas un complemento de lo visto en clase, así que no intente hacerlas por ellos. Es responsabilidad de los niños y no suya. Recuerde que todos los niños son diferentes en sus procesos de aprendizaje. Por lo tanto, nunca haga comparaciones entre hermanos o compañeros. Lo importante es que el chico sepa que DEBE hacer sus tareas con calidad. Establezca un horario de estudio desde la primera semana y hágalo cumplir. Si los padres trabajan, revisen las tareas juntos al llegar. Proveido por: LaFamilia.info