¿Cómo Disfrutar del Día a Día? Bilbao País Vasco

Cuando decidimos que ha llegado la hora de adquirir hábitos sanos, apuntarnos a un gimnasio, llevar una buena alimentación, dormir mejor, etc. Eso está muy bien, pero tendemos a pasar por alto que gozar del día a día y de la gente que nos rodea contribuye a mejorar nuestra calidad de vida...

Dartigues Bignebat Patrice
944242117
Berastegui 4
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Cañas Capellan Maria Teresa
944433549
Garay Juan De 2
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Fercu I.M.Guidosimplex S.L.  
944457963
Huertas De La Villa 15
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Arcocha Calvin Maria
944231483
Buenos Aires 9
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Maria Del Mar Alonso Moreno  
944732350
Arteta Aurelio Pintor 1
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Begoña Ispizua Gutierrez (Farmacia)  
944013909
Sagarminaga 25
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Cea Blanco Esmeralda
944219997
San Mames 1
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Arruza Olaechea Maria Angeles
944218360
Errekalde-Larraskitu 1
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Luisa Ruiz Pastor (Centro Medico Elan-Dital)  
944332380
Garamendi Vicente Rv 1
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Casas Martin Nuria
944337789
Menendez Y Pelayo Marcelino 26
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

¿Cómo Disfrutar del Día a Día?

Proveído Por:

¿Quieres sentirte querida y gozar de buena salud?

Gozar del día a día y de la gente que nos rodea contribuye a mejorar nuestra calidad de vida.

Según las investigaciones del norteamericano David Niven, cultivar los lazos con las personas de nuestro entorno es tan importante para la salud como la buena nutrición y el ejercicio. De hecho, los científicos de la Universidad de Chicago aseguran que la soledad aumenta la presión sanguínea y disminuye la capacidad cardiaca.

También concluyen que las personas que consideran satisfactoria su vida hogareña tienen el 25% más de probabilidades de sobrepasar la expectativa normal de vida.

Cambia tu actitud

Los estudios realizados por Niven demuestran que la salud está relacionada con la conducta diaria. De ahí que proponga modificar algunos hábitos para facilitar la comunicación con las personas de nuestro entorno.

Apaga el televisor a la hora de comer. Se trata de una costumbre que dificulta la comunicación entre los miembros de la familia, además de que incita a comer en exceso.

Da besos y abrazos. Cada vez que llegues a casa enfadada o estresada por el trabajo, prueba a darle un buen achuchón a tu pareja o a tu pequeño. Verás lo bien que te sienta. ¿Sabes por qué? Según los estudios, expresar cariño es muy positivo, no sólo por los buenos sentimientos que implica, sino porque te ayuda a descargar las tensiones.

No intentes llevar siempre la razón. Las personas soberbias e intolerantes ahuyentan a la gente, sobre todo, a los que más quieren. Deja que cada cuál exponga su opinión, sin necesidad de que la tuya quede por encima. Si valoras otros puntos de vista, también tendrán en cuenta tu criterio y aumentará tu autoestima.

Rechaza el sentimiento de culpa. Retener en la cabeza la pesadumbre de haber fallado a alguien o a ti misma no remedia nada. Así lo único que consigues es agotarte mentalmente y deteriorar tu sistema inmunológico. Lo mejor es hacer borrón y cuenta nueva. ¿Cómo? Pidiendo perdón y pensando en el mañana como en una hoja en blanco. Si arrastras el problema, empezarás a escribir torcido.

Perdona y di lo que piensas. De esta manera descargarás la rabia y la ansiedad. Todo lo contrario de cuando te enfadas. En realidad, cada vez que le guardas rencor a alguien, te haces más daño a ti que al objeto de tu ira. Por eso, procura solucionar los conflictos cuanto antes y pasar a un estado de ánimo más positivo.

Todos estos pequeños trucos conseguirán que te acostumbres a evitar los hábitos perjudiciales y a realizar otros que te mantendrán en un estado físico y mental verdaderamente sano.

Raquel Ortiz


Haga click aquí para leer más artículos de Novarevista