Consejos para Mejorar tu Productividad Freelance Cartagena Murcia

Proponemos una buena batería de consejos útiles para aumentar nuestra productividad como freelance. Hemos hecho un resumen con lo más interesante. Continúa leyendo y obtén información importante...

FRAME CONSULTORIA INGENIERIA Y FORMACION
968121606
juan fernández, 2. cartagena
CARTAGENA, Murcia
 
TECNOFOREM CONSULTORES
968270956
molina de segura, 5. murcia
MURCIA, Murcia
 
VERDU VERDU CONSULTORIA AUDITORIA
968274572
san antón, 6. murcia
MURCIA, Murcia
 
SALVADOR LOPEZ SANCHEZ
968478875
av. juan carlos i, 16.
LORCA, Murcia
 
JANET MURPHY
968436070
Prje. Armillarejos, 17.
TOTANA, Murcia
 
ADELIA VERA MARTINEZ
968585534
extremadura, 1
TORRE-PACHECO, Murcia
 
URBE CONSULTORES
968442448
pl. óvalo de santa paula, 7
LORCA, Murcia
 
FRAME CONSULTORIA INGENIERIA Y FORMACION
968121606
juan fernández, 2. cartagena
CARTAGENA, Murcia
 
NOBOAN CONSULTORES ASOCIADOS S.L.
918932076
Capitán Antonio de Oro Pulido, 31
CIEMPOZUELOS, Murcia
 
QUATTRO TECNOLOGIA Y MEJORA
968232036
molina de segura, 5. murcia
MURCIA, Murcia
 

Consejos para Mejorar tu Productividad Freelance

Proveído Por:

Ponte un Horario

1. Define un horario de trabajo y cúmplelo

Ponte un horario realista y trata de cumplirlo sin excepciones. Aunque puede parecer una cierta pérdida de libertad, en realidad el horario te da disciplina, y te ayuda a aprovechar el tiempo al máximo.

Siempre nos enfrentamos a la tentación de dormir unas cuantas horas más. Pero piensa que si empiezas por la mañana, a una hora razonable, al acabar el día dispondrás de tiempo más que suficiente para desconectar y para dedicarte a tus aficiones.

Te proponemos este método que hemos desarrollado para construir tu horario de trabajo perfecto.

2. Tómate un descanso cada cierto tiempo

Hay que cumplir el horario, es verdad. Pero no tiene sentido que permanezcas un montón de horas sin levantarte de la silla, pegado a la pantalla del ordenador. Un descanso cada cierto tiempo nos ayuda a refrescar la mente, y nos permite volver al trabajo con energías renovadas.

30 minutos de trabajo a plena concentración dan mucho más de sí que una hora divagando. Así que busca una alternancia: un sprint de concentración, un pequeño descanso, y vuelta al sprint. Por supuesto, nunca te saltes la hora de la comida. No vivimos sólo del aire.

Diseña un plan

3. Márcate tus propias metas

Ya sabes lo que dicen: si tú no defines lo que quieres conseguir, otro lo hará por ti. Los objetivos nos marcan el camino a seguir, y nos ayudan a estar motivados. Así que define tus metas a corto, a medio y a largo plazo: ¿Qué quieres conseguir esta semana? ¿Y este mes? ¿Dónde y cómo te gustaría estar dentro de un año? ¿Y dentro de 5? Reflexiona un rato sobre lo que quieres conseguir y escríbelo para no perderlo de vista.


4. Crea listas de tareas

La mejor manera de aprovechar el día al máximo es arrancar con una lista de tareas ya definida. Por eso, lo más práctico es diseñar la lista de tareas del día siguiente al acabar la jornada.

Al principio es posible que te quedes corto, o que incluyas demasiadas tareas. Con el tiempo irás afinando tus predicciones. De todas formas, si no consigues acabarlas todas en un día, continúa con la lista al día siguiente.

5. Parte las tareas más grandes en piezas más pequeñas

La única forma que tiene un barco pequeño para sobrevivir a una gran tormenta es ir superando las olas una a una. En vez de abordar una tarea que dura todo un día, pártela en trozos más pequeños. Haz, por ejemplo, 10 tareas más pequeñas.

Piensa que el trabajo es como una manzana gigante. Se nos hace muy difícil hincarle el diente porque no sabemos por dónde empezar. Pero si consigues trocearla, todo resulta más sencillo. Y mucho más fácil de digerir.

Esta práctica nos permite superar la parálisis inicial, y nos ayuda a abordar los grandes obstáculos.

6. Haz un seguimiento del tiempo que dedicas a cada tarea

Examina tu trabajo. Si descubres cuánto tiempo dedicas a cada tipo de tarea, podrás afinar cada vez más en tus previsiones. ¿Cuáles te resultan más sencillas? ¿Cuáles te hacen consumir más tiempo? Todas estas preguntas te permitirán ordenarte mejor.

Algunas herramientas para gestionar el tiempo:

- Toggl

- Tick

- Harvest

7. Mide tu rendimiento

Al final del día, ¿has conseguido realizar todas las tareas previstas? Si no es así, ¿por qué no? ¿Estaban mal las previsiones o has perdido demasiado tiempo? Intenta ser honesto en tus respuestas, y pon los medios para mejorar.

Medir tu rendimiento es un paso fundamental para acelerar tu productividad. Te permitirá reconocer tus puntos fuertes y débiles, y te dará las claves para introducir las mejoras necesarias.

Si quieres, aquí tienes algunos consejos más sobre tareas y gestión del tiempo.

Céntrate

8. Sólo una tarea cada vez

No somos ordenadores. Hacer varias cosas a la vez no se nos da bien. Normalmente, lo hacemos mucho mejor si concentramos toda nuestra atención en una tarea determinada. Si empiezas a saltar de una a otra, lo más normal es que pierdas el hilo, que rebajes la calidad del trabajo y que seas mucho menos productivo.

9. Limita el tiempo que dedicas a navegar por Internet

Marca un tiempo diario para navegar y asegúrate de que se trata de temas relacionados con el trabajo. Utiliza un lector RSS para recibir el contenido de los blogs especializados que más te interesan. Perderás mucho menos tiempo que visitando cada uno de los sitios web.

Organiza tu RSS por carpetas, para separar los que están relacionados directamente con tu trabajo y aquellos otros que son personales.

Te proponemos esta estrategia para utilizar de forma inteligente los agregadores de noticias y estar siempre bien informado.

10. Elimina las distracciones

Reserva un tiempo al día para consultar tu correo y tus redes sociales. Si tienes tus cuentas siempre abiertas en el escritorio, es muy fácil que te distraigan de las tareas que estás haciendo. Al fin y al cabo, todos sabemos que echarle un vistazo a las redes sociales resulta, muchas veces, más atractivo que seguir adelante con lo que estamos haciendo.

Es mucho más eficiente responder a 20 correos en dos o tres tandas que hacerlo a lo largo de todo el día.

Organízate

11. Unifica tus cuentas de correo

Casi todos tenemos varias cuentas de correo electrónico, bien porque las vamos arrastrando de épocas anteriores, bien porque necesitamos cuentas diferentes para separar nuestras actividades profesionales. Lo más práctico es que unifiques todas tus cuentas en un solo servidor. De esta forma los correos son mucho más fáciles de gestionar, y no pierdes el tiempo entrando en uno y otro correo. Puedes utilizar los filtros para organizar los mensajes y evitar confusiones.

12. Utiliza etiquetas para ordenar tus mensajes

Algunos servidores utilizan etiquetas en vez de carpetas. El concepto es similar. La diferencia estriba en que un mensaje puede tener varias etiquetas, cosa que no ocurría con el sistema de carpetas.

Crea etiquetas del tipo “Urgente” o “Seguimiento” para dar prioridad a cada uno de los mensajes que recibes. Asigna nombres para cada proyecto, de forma que siempre lo tengas todo ordenado, y no te cueste tiempo ni esfuerzo encontrar la información.

13. Utiliza agregadores de redes sociales para actualizarlos todos a la vez

El Networking te permite estar en contacto con otros profesionales, por lo que constituye una buena fuente de oportunidades. También ahí puedes ahorrarte bastante tiempo. En vez de recorrer una a una las cuentas de Twitter, Facebook, Flickr, etc. utiliza los agregadores para hacerlo todo de una vez.

Algunas opciones:

- Streamy

- Flock

- FriendFeed

Monta bien tu oficina

14. Un sitio limpio y ordenado

El entorno siempre es importante, y acaba influyendo en tu humor y en tu trabajo. Por eso es tan importante que cuentes con un espacio limpio y bien ordenado. Mejor si tiene luz natural y es suficientemente espacioso. Una oficina llena de trastos no invita al trabajo, y puede llegar a estresarte.

Intenta que todas las herramientas que necesitas para desarrollar tu actividad -incluida la impresora- estén siempre a tu alcance, para que no tengas que levantarte cada dos por tres a buscar algo.

15. Ponte cómodo/a

No se trata sólo de que todo esté limpio y ordenado. También es muy importante que tu oficina sea cómoda y transmita buenas vibraciones. Invierte en una buena silla y tu espalda te lo agradecerá eternamente. Busca un teclado y un ratón que sean ergonómicos y conseguirás evitar lesiones. Elige tu música favorita si eso te ayuda a sentirte mejor. Intenta crear el mejor ambiente para el trabajo y la creatividad.

Aquí puedes encontrar 11 cosas que debes tener en cuenta cuando te sientas delante del ordenador.

16. Muévete de vez en cuando, cambia tu escenario

Una de las mejores cosas de ser freelance es que no tienes por qué trabajar siempre en el mismo sitio. Si te cansas de tu oficina, puedes probar a trabajar en una cafetería, en una biblioteca, o incluso en un parque. Un cambio de escenario siempre viene bien para refrescar tu mente y para ver las cosas desde otro punto de vista.

Afortunadamente, puedes encontrar en el mercado un montón de ordenadores realmente portátiles, e incluso dispositivos móviles que te permitirán desplazarte sin bajar tu rendimiento. Los sitios con wi-fi de tu ciudad pueden ser una gran opción.

17. Busca ayuda siempre que lo necesites

Si, por el motivo que sea, no puedes con todo, busca a alguien que te eche una mano. Puedes contratar a alguien que se ocupe de tus cuentas y de tus impuestos. Siempre te saldrá más rentable dedicar ese tiempo a lo que tú realmente sabes hacer.

Imagínate que el trabajo se te acumula y no llegas a tiempo. Antes de renunciar a alguno de los proyectos, puedes valorar la posibilidad de contratar a alguien de confianza. Eso te permitirá asumir proyectos más ambiciosos, y te sacará de un apuro en un montón de ocasiones.

18. Aprende de otros freelance

Un buen profesional nunca deja de aprender. Consulta a menudo los blogs especializados en tu área de actividad, participa con tus opiniones y aprende de otros profesionales.

Haga click aquí para leer más artículos de Blog del Freelance