Echale Ganas a tu Negocio Oviedo Asturias

El camino más transitado es el camino de echarle ganas, el menos transitado es el de tomar acciones transitadas, así que la opción la tenemos cada quien en las manos, en los tiempo de crisis lo que resulta es tomar decisiones acertadas veamos como lo podemos hacer aquí...

Asempresa S.L.  
985217417
Covadonga 28
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Anton Solis S.L.  
985201541
Uria 68
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Arguelles Y Orviz Asesores S.L.  
984051791
Cervantes 29
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Garcia Areces Francisco
985224761
Caveda 14
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Gabinete De Consejo Tributario S.L.  
985214978
Caveda 12
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Adade Asturias S.L.  
985205015
San Melchor Garcia Sampedro 15
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Asesoria Riestra S.L  
985253053
Argañosa 5
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Micro-2 S.L.  
985200674
Paraiso 21
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Asesoria Canseco Y Cepeda Marques De Pidal, 6 - 2º C  
985277256
Marques De Pidal 6
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Asaut 99 S.L.  
985215062
Uria 36
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Echale Ganas a tu Negocio

Echarle ganas a tu negocio ¡no te sirve de nada! Al cuestionar a las personas sobre la crisis económica, sin importar si son directivos, mandos altos, medios o bajos es muy común escuchar que todos le están “ECHANDO GANAS”, lo que me ha puesto a pensar, echarle ganas… ¿sirve de algo? En estos momentos de crisis económica estoy seguro que todos tienen ganas de que les vaya bien, tienen ganas de aumentar sus ventas, tienen ganas de bajar sus gastos, en fin todos tenemos ganas de mejorar, toda la gente estoy seguro que le está “echando ganas”; pero si todos le están echamos ganas, ¿por qué no le va bien a todas las empresas? La respuesta es que echarle ganas ¡NO SIRVE PARA MUCHO! Lo que realmente funciona es TOMAR ACCIONES ACERTADAS y cuanto más acertadas sean estas acciones, más se notará la diferencia contra las personas y empresas que sólo le “echan ganas”. Eso lo aprendí de manera personal con un negocio que no marchaba bien. Tenía todo para ser un gran éxito pero no terminaba de despegar, hasta que me di cuenta que estaba en la etapa de PARALISIS POR ANALISIS, es decir, tenía miedo de actuar y sólo le estaba “echando ganas” es decir, haciendo lo mismo de siempre y obteniendo los mismos malos resultados. Desgraciadamente en estos momentos la mayoría de las empresas no hacen cosas nuevas y sólo se limitan a “echarle ganas”, lo que se traduce en dejar de invertir, reducir sus gastos (irónicamente lo primero que se recorta es la publicidad y mercadotecnia que es lo que más se necesita en una crisis) y posteriormente despiden personas. El resultado de estas decisiones es muy conocido: te permiten sobrevivir la crisis pero de ninguna manera aprovecharla. Las crisis no son necesariamente malas. En la primera acepción de la palabra Crisis en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española encontramos lo siguiente: Crisis. 1. f. Cambio brusco en el curso de una enfermedad, ya sea para mejorarse, ya para agravarse el paciente. Aquí lo interesante reside en que una crisis sirve para dos cosas: mejorar o para empeorar; al sólo echarle ganas en vez de tomar acciones diferentes, la crisis se vuelve negativa y la situación se agrava. Es por ello que en las crisis, en lugar de echarle ganas debemos tomar acción, y estas acciones tienen que ser innovadoras en nuestro negocio. Acciones importantes para una PYME 1.Haz una evaluación REAL Y OBJETIVA de la situación de la empresa. Analiza los hechos y datos duros. Nada de supuestos. Posteriormente, dedícate media hora todos los días a pensar cómo puedes mejorar la empresa. Invita al ejercicio a otras personas que puedan aportar ideas interesantes. Pueden ser tu socios, algunos de tus empleados o mejor aún algunos de tus clientes. No tengas miedo a preguntar: ¿cómo podemos mejorar como empresa? ¿Cómo podemos satisfacer mejor tus necesidades? La respuesta podría ser la clave. 2.Mejora los procesos productivos aunque esto signifique nuevas inversiones. Es importante hacer una adecuada evaluación de las inversiones, pero si te sirven para optimizar procesos, ahorrar materias primas o ahorrar energía, valen la pena. Ahorrar no necesariamente significa gastar menos, sino hacer más con menos recursos. 3.Busca aumentar las ventas, no sólo recortar gastos. En lugar de recortar tu presupuesto de mercadotecnia y publicidad, optimiza el presupuesto invirtiendo en medios rentables, es decir, medios en los que puedas comprobar que te atraen nuevos clientes a tu negocio. Recuerda, se trata de vender más, no de gastar menos (al menos en cuanto a publicidad se refiere). Haga click aquí para leer más artículos en www.ideasparapymes.com