El Cariño Hace Niños Inteligentes Bilbao País Vasco

Si todos los estímulos consiguen que nuestros hijos sean más despiertos, el amor es el mejor de todos, con algo particular: además de convertirse en un refuerzo psicológico, desarrolla su cerebro…

Asociacion Poros Bilbao Para La Extension Del Psicoanalisis En El Pais Vasco  
944454100
Universidades 2
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Psico - Deusto Puente De Deusto, 7 - 5º, Dpto. 2  
944763460
Deustu De 7
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Amado Calvo Marcos  
944102352
Autonomia 31
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Acebedo Gomez-Cambronero Veronica
944645475
Henao 7
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Agustin De La Cruz Soto - Sonia Cordoba Villar, S.C.  
944059737
San Vicente 8
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Aitor Urieta Guijarro  
944152598
Bidebarrieta 1
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Maria Inmaculada De Marcos Gurrionero  
944763460
Deustu De 7
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Ana Maria Valiño Teixeira Y Maria Susana Alonso Lopez Cdad  
944127528
Garat Txomin 1
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Aresti Centro Psicologico Txurdinaga Txomin Garat, 1  
944127528
Garat Txomin 1
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Almudena Santos Garnika Simon Bolivar, 3  
944216502
Bolivar Simon 3
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

El Cariño Hace Niños Inteligentes

Proveído Por:

familia

El mejor legado que podemos transmitir a nuestros hijos es, sin duda, el amor. Éste es la fuente de su autoestima, lo que les hace fuertes para afrontar retos y frustraciones, lo que les embarca hacia el éxito personal.

Al nacer, todos contamos con un potencial intelectual que crecerá según los estímulos que recibamos, ya que nuestra corteza cerebral no evoluciona automáticamente sino de acuerdo con la información que recibimos. El principal desarrollo en el niño se produce durante los primeros cuatro años, en el periodo imprinting, cuando el cerebro del pequeño es más sensible al aprendizaje y llena su disco duro.

Durante esta etapa es fundamental que el niño albergue en su mente el mayor número de vivencias posible que, junto con una adecuada estimulación, generarán nuevas conexiones neuronales en su cerebro, y éstas determinarán su inteligencia. Investigadores de la Universidad de Montreal (Canadá) compararon el desarrollo del cerebro de ratas cuyas madres les lamían y rozaban, con el de otras que no habían recibido afecto. Comprobaron que las que habían tenido contacto físico desarrollaron más su cerebro y eran más capaces de afrontar situaciones de estrés.
En otra investigación, llevada a cabo por la Universidad de Washington, se descubrió que cuando los padres hablan de sus emociones en familia, los hijos aprenden a manejar mejor las suyas, prestan más atención y son mejores alumnos en el colegio.

Haga click aquí para leer más artículos de ar-revista.com