El Corazón Podría Curar sus Propias Lesiones Madrid Madrid

Expertos británicos descubrieron que una sustancia natural permitiría que el corazón cure sus propias lesiones. Se trata de un avance en la búsqueda de mejores tratamientos para los problemas cardiacos...

Antonio Baño Rodrigo
902 509 704
Arapiles 8 (Policl.Hospital de Madrid)
Madrid, Madrid
Especialidad
cardiologia pediatrica

Esta Información es Proveída por
Clinica Moncloa
915 957 100
Av. de Valladolid 83
Madrid, Madrid
Especialidad
cirugia cardiovascular

Esta Información es Proveída por
Cardiocod
915 930 691
Sagasta 20 4º Dcha.
Madrid, Madrid
Especialidad
cardiologia

Esta Información es Proveída por
Cecam 2009
915 633 439
Serrano 199
Madrid, Madrid
Especialidad
cirugia cardiovascular

Esta Información es Proveída por
Carlos Suzacq Fiser
911 290 186
Serrano 199
Madrid, Madrid
Especialidad
cardiologia

Esta Información es Proveída por
Jose Rico Blazquez
915 485 571
Mozart 21 1º D
Madrid, Madrid
Especialidad
cardiologia

Esta Información es Proveída por
Hospital De Madrid
914 476 600
Pz. Conde Valle Suchil 16
Madrid, Madrid
Especialidad
cardiologia

Esta Información es Proveída por
Fernando Martinez Delgado-Iribarren
913 190 093
Rafael Calvo 21
Madrid, Madrid
Especialidad
cardiologia

Esta Información es Proveída por
Luis Manuel Montes Gonzalez
914 012 212
General Pardiñas 70 1º A Izq.
Madrid, Madrid
Especialidad
cardiologia

Esta Información es Proveída por
Ramon Bover Freire
915 538 282
Bravo Murillo 60 Bajo D
Madrid, Madrid
Especialidad
cardiologia

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

El Corazón Podría Curar sus Propias Lesiones

Proveído Por:

Científicos británicos comprobaron, en una primera experimentación en ratas, que la aplicación de un factor de crecimiento celular llamado neuregulina1 (NGR1) en el flujo sanguíneo permitiría un mejor funcionamiento del corazón después de un infarto.

Si este descubrimiento es probado con eficacia en humanos, constituiría una nueva opción de tratamiento para las enfermedades y daños coronarios.

El NGR1 se encuentra en el sistema nervioso, corazón y tejido mamario de las personas. Hasta el momento, se creía que las células del tejido del corazón (cardiomiocitos) no podían regenerarse si eran dañadas. Sin embargo, se comprobó que sí pueden "curarse" aunque de manera muy lenta, y que este proceso podría acelerarse con la aplicación de NGR1.

Bernhard Kuhn, cardiólogo de niños del Hospital de Boston e investigador en este trabajo, explicó que "la neuregulina1 está presente nada más que en el interior" del corazón, y agregó que este músculo no puede hoy regenerarse por sí mismo porque el NRG1 tendría que estar, para ello, por fuera, cerca de la lesión, para poder activar la reparación.

Por otra parte, el especialista resaltó que el corazón está compuesto por células diferenciadas, que tienen funciones específicas, pero no cuenta con células madre que contribuyan de manera significativa a la regeneración.

Kuhn sostuvo que aún resta realizar pruebas de seguridad y eficacia en cerdos antes de ver cómo funciona este hallazgo en humanos, publicó hoy el diario Clarín.


Haga click aquí para leer más artículos de Infobae.com