El Líder Oviedo Asturias

El liderazgo implica tratar con las personas, y a éstas les gusta ser tratadas como tales. El líder que actúa como un coach inspirador y motivador tiene mucho camino andado, porque el equipo funcionará prácticamente solo...

Garcia Areces Francisco
985224761
Caveda 14
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Anton Solis S.L.  
985201541
Uria 68
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Lenfersa Asesores S. L.  
985273152
Gonzalez Besada 10
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Price Waterhousecoopers S.L.  
985213505
Fray Ceferino 2
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Asesoria Riestra S.L  
985253053
Argañosa 5
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Asesoria Asturdem Fray Ceferino, 20 - 1º B  
985210180
Fray Ceferino 20
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Asesoria Afincol La Lila, 3 - 2º C  
985205249
Lila 3
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Administracion De Fincas Geysem Arquitecto Reguera, 13  
985255754
Arquitecto Reguera 13
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Bogar Asesores Cb  
984085086
Indalecio Prieto Tuero 6
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Asaut 99 S.L.  
985215062
Uria 36
Oviedo, Asturias

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

El Líder

Artículos Proveído Por:

Conseguir esto no es fácil, pero hay varios aspectos que hay que tener en cuenta.

Una de las cuestiones a considerar es que un buen líder sabe escuchar. Hoy en día, muchos directivos, por miedo a parecer menos capaces o menos sabios, imponen su criterio por encima de todas las cosas y tratan de impresionar a los demás con su discurso –a ser posible plagado de términos en inglés, que así parece que saben más-. Pero no saben escuchar, a pesar de que como se suele decir, si tenemos dos oídos y una boca, será porque deberíamos escuchar el doble de lo que hablamos.

No sólo se trata de que podemos aprender muchas cosas de las otras personas, sino de que también podremos conocer mejor a la gente que trabaja con nosotros y sus intereses, y de esta manera saber qué es lo que les motiva a hacer las cosas. Y el potencial de mejora es enorme, ya que tal y como nos recuerda Andrés Ubierna , el 75% de los trabajadores afirma que es capaz de trabajar con mayor eficiencia de lo que lo hace actualmente.

La comunicación que se puede conseguir en la máquina de café –o similares- supera en muchos aspectos a la comunicación formal. Como profesional que he tenido que dirigir personas de diferentes formaciones, motivaciones y maneras de ser, estoy convencido de que la mejor forma de que colaboren con uno es tratar a las personas como personas -valga la redundancia- preocupándose por ellas, compartiendo, dialogando y dando ejemplo.

Es decir, hay que saber practicar la empatía, y entendiendo cómo se siente una persona y qué le motiva, podremos conseguir que trabaje de la mejor manera.

Esto no quiere decir que en determinados momentos y/o con algunas personas no haya que practicar otra habilidad que deben poseer los directivos, la asertividad, según la cual, partiendo del respeto a los demás y hacia uno mismo, se llega a la conclusión de que nuestra opinión no tiene por qué coincidir con la de los demás, y en ciertos casos, deberemos imponer la nuestra, o saber decir que no.

Haga click aquí para leer más artículos de Articuloz.com