El Miedo Infantil Según la Edad Murcia Murcia

La oscuridad, el alejamiento de la madre cuando el niño se acuesta y los ruidos fuertes son los miedos más comunes en los niños. Sin embargo, cada edad se caracteriza por temores diferentes...

El Miedo Infantil Según la Edad

Proveído Por:

Las doctoras Frances Ilg y Louise Bates, del instituto Gesell de los Estados Unidos para el tratamiento de los niños, publicaron un estudio sobre los miedos infantiles en las diferentes edades. A continuación consignamos algunos de esos miedos confiando que serán de ayuda para algunos padres que no saben a qué atribuir los temores de sus hijos. Se aclara que no todos los niños de la misma edad experimentan idénticos temores. Los datos que se presentan a continuación tienen validez estadística, lo que significa que cobijan a la mayoría de los niños del estudio. Dos años: En esta edad los niños temen a todo lo que produzca ruidos fuertes como truenos, trenes, y vehículos. También sienten ansiedad cuando se les cambia de su ambiente habitual. Los afecta el alejamiento de su madre. A veces lloran en la noche cuando se quedan solos en su habitación. Tres años: Los pueden asustar las máscaras, los policías, la oscuridad. Lloran cuando los padres salen de casa en la noche. No se les debe amenazar con la bruja o el viejo en la bolsa si no quieren comer o dormir. Cuatro años: Temen a los ruidos fuertes como truenos y estampidos, y a la oscuridad. Les afecta el alejamiento de la madre, especialmente de noche. Cinco años: Disminuyen los temores. Sin embargo, temen hacerse daño en el cuerpo, a los perros y a la oscuridad. Cuando su madre sale, temen que no regrese. Seis años: Esta edad es de muchos temores. Temen a las brujas, a los enanos y a los fantasmas. También temen perderse, dormir solos en una habitación y que alguien esté oculto debajo de la cama. Temen perder a la madre y a que no esté cuando ellos regresan a casa. Siete años: También en esta edad se presentan muchos temores. En las sombras ven duendes y brujas. Le temen a la oscuridad, a los desvanes y a los sótanos de las casas. A esta edad los temores son estimulados por la lectura y los medios de comunicación (cine, radio y TV). Temen que no los quieran y sienten ansiedad ante el pensamiento de llegar tarde al colegio. Ocho y nueve años: Existen menos temores y ansiedades. No se impresionan tanto con la oscuridad. En esta edad priman los temores en torno al fracaso escolar y a la incapacidad escolar. También temen perder el cariño de sus padres. ¿Cómo puede usted ayudarles? Conociendo estas posibilidades y dándoles mucho cariño. Hable a sus hijos de del Ángel Custodio o Ángel de la Guarda, que tiene la misión de ayudarnos y protegernos, de parte de Dios. Proveido por: LaFamilia.info