La Obesidad se Contagia de Padres a Hijos Badalona Cataluña

Los Padres son el mejor ejemplo a seguir para los hijos, en especial cuando se habla de los hábitos. A continuación les presentaremos un estudio acerca de cómo la obesidad de los padres se contagia a los hijos...

Serra Pujol Jose
933892367
Manresa 12
Badalona, Cataluña

Esta Información es Proveída por
Curticiones Masip S.A.  
933838860
Tortosa 154
Badalona, Cataluña

Esta Información es Proveída por
Fuste Marin Esther
934647555
Lleo 39
Badalona, Cataluña

Esta Información es Proveída por
Cosmetics D'Ubald S.L.  
933991403
Marques De Sant Mori 120
Badalona, Cataluña

Esta Información es Proveída por
Bashir Alfadl Adil
934641290
Sagunt 55
Badalona, Cataluña

Esta Información es Proveída por
Estetica Y Glamour S.L.  
933995971
Riu Congost 5
Badalona, Cataluña

Esta Información es Proveída por
Jimenez Juarez Sabrina
934658292
Tanger 13
Badalona, Cataluña

Esta Información es Proveída por
Lopez Cervera Alejandra
934658061
Doctor Robert 102
Badalona, Cataluña

Esta Información es Proveída por
Jaupi Bdn Xxi, S.L.  
933840279
Arnus 79
Badalona, Cataluña

Esta Información es Proveída por
Cosmetics D'Ubald S.L.  
934643385
Francesc Layret 72
Badalona, Cataluña

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

La Obesidad se Contagia de Padres a Hijos

Proveído Por:
Para leer más artículos haga click en Adelgazar.net

Los padres obesos "contagian" su obesidad a sus hijos del mismo sexo. Un reciente estudio concluye que los niños y niñas tienden a emular la conducta de sus progenitores del mismo sexo, por lo que, al reproducir sus pautas de comportamiento en lo relativo a alimentación y actividad física, reproducen también su obesidad, si existe. Es una razón más para cambiar nuestros hábitos, si son malos y tenemos descendencia. Se conocía la estrecha relación existente entre la obesidad de los padres y la de los hijos. Sin embargo, nunca ha estado muy claro hasta qué punto esta relación era genética o adquirida por emulación de costumbres. Una interesante investigación, realizada en Plymouth (Reino Unido) con 226 familias durante los últimos tres años, y publicada en el "International Journal of Obesity" ha deparado resultados interesantes y también, por qué no decirlo, sorprendentes. Son sorprendentes porque indican que se adquiere la obesidad del progenitor, pero sólo si existe en el padre o madre del mismo sexo. Y las cifras son tan concluyentes que admiten poco margen para la duda: una madre obesa tiene 10 veces más probabilidades de tener una hija obesa que una madre de peso normal. En el caso del padre, son 6 veces más (en vez de 10) respecto a su hijo varón. Pero no se apreció relación alguna entre sexos cruzados. Los investigadores estimaron que era altamente improbable que la influencia fuera genética, pues eso obligaría a aceptar que dichos genes se transmiten sólo a los individuos del mismo sexo. Sin embargo, sí les pareció lógica la vía de la transmisión por "simpatía de comportamiento", es decir, que las niñas emulan a sus madres y los niños a sus padres, pero no se produce, en general, una emulación cruzada. Pero estos resultados son también interesantes porque se pueden sacar conclusiones prácticas de cara a nosotros mismos. En primer lugar, si se tienen hijos o hijas del mismo sexo que nosotros, tenemos una doble responsabilidad: nuestro comportamiento no sólo tendrá como resultado la propia obesidad, sino también, quizá, la de alguien a quien queremos mucho. Por otra parte, la herencia genética ha sido un pretexto que ha tranquilizado conciencias y maniatado voluntades. Sin desechar que pueda ser la causa en algunos casos, la conclusión es clara: si en su día imitamos ciertas costumbres que nos han llevado a la obesidad, ahora podemos (con esfuerzo, eso sí, pero podemos), cambiar estas costumbres para mejorar la línea y, sobre todo, la salud. Y, si tenemos hijo o hijas, podemos hacerles también a ellos mucho bien. Haga click aquí para leer más artículos en Adelgazar.net