Los Juguetes en la Educación de Nuestros Hijos Badajoz Extremadura

La mayoría de los expertos en psicología infantil coinciden en que la vida para el niño es puro juego, siendo el aprendizaje parte del entretenimiento. Algo que la pedagoga italiana María Montessori resume en su frase “jugar es el trabajo de los niños”...

Los Juguetes en la Educación de Nuestros Hijos

Proveído Por:

Los juguetes no sólo entretienen, también educan Mediante el juego, el niño aprende a conocer el mundo con el que se enfrentará en el futuro. Aprenderá para qué sirven las diferentes profesiones, cómo son los animales, cuáles son las tareas del hogar, entre otros. Así que los juguetes no son sólo muñequitos o cositas con los que los niños se entretienen, su función va más allá de una mera distracción, los juguetes hacen parte importante en el proceso educativo de los pequeños. La elección de los juguetes Cada detalle es fundamental a la hora de educar a los hijos, y los juguetes no son la excepción. Ellos sirven para crear en los niños una especie de conciencia de la realidad, mientras que desarrollan los demás aspectos de su formación. El juego se convierte en un componente formativo por el que el niño asimila ciertos modelos de conducta. Es aquí donde los padres tienen un factor de filtro de selección fundamental. Por ello, corresponde a los padres y educadores seleccionar críticamente el tipo de juguetes que quiere para sus hijos. Como es el caso de la famosa muñeca Barbie que genera un estereotipo físico y un estilo de vida económico, inalcanzables para la mayoría de las niñas. Del mismo modo, los juguetes bélicos, las armas y otros juegos competitivos generan una agresividad que el niño va a ver como natural cuando llegue a adulto. Creatividad + sicología infantil Los niños se deslumbran cuando ven en la televisión todas esas formas y colores llenas de magia que captan su atención por completo. Mientras que los padres, piensan en juguetes que “sirvan” para algo y le enseñen al niño. Este es el reto que desafía a diario a los fabricadores de juguetes: cómo satisfacer los deseos de los niños y al mismo tiempo, aprendan jugando. En este sentido, el sicólogo suizo Jean Piaget aportó los fundamentos de cómo los humanos construyen el conocimiento a partir del juego. Gracias a estos fundamentos, el maestro puede encaminar al niño por la actividad lúdica. Ese importante papel del tutor será la parte consciente de una actividad que el niño realiza inconscientemente, seleccionando los diseños y materiales específicos para cada edad. Las cuatro fases del juguete educativo Aunque cada niño es diferente, existe una división de juguetes por crecimiento, establecida por los factores psicogenéticos de Piaget: Los más pequeños, Fase sensomotriz (0 - 2 años) El niño desarrolla sentidos, movimientos, músculos, percepción y cerebro, mirando, oyendo, palpando. Se divierte y conquista nuevas realidades, el juego es para él pura asimilación de lo real en el yo. Juguetes: los llamados gimnasios son pequeños complejos con piezas móviles que propician sensaciones de texturas y colores, para jugar tanto con las manos como con los pies. Las luces, los sonidos y las formas diferentes desarrollan los sentidos y la motricidad infantil. Descubrir el mundo, Fase simbólica (3 – 4 años) Es una de las más importantes para el niño porque los ejercicios motores se aplican en manifestaciones psicomotoras. El juego simbólico se expresa por la asimilación del yo, por eso le gusta participar en todo. Juguetes: Las cadenas para armar y los apiladores coordinan movimientos y diferencian tamaños. Al añadir letras y números, el niño asocia las imágenes con sus equivalentes analógicos. Se asumen roles profesionales con muñecos que imitan a los héroes de los niños más grandes, pero con formas, materiales y tamaños adecuados para manos más pequeñas. Estos muñecos han dejado los estereotipos guerreros por personalidades más altruistas, como bomberos. Construir la persona, Fase intuitiva (5 – 6 años) En esta fase el niño transforma lo real en función de las múltiples necesidades de su yo. Los juegos comienzan a sentirse serios y a tener un sentido funcional y utilitario. Juguetes: El niño comienza a elegir sus preferencias profesionales y artísticas, para ello hay juegos de plastilina, cerámica o instrumentos musicales. Se fomenta la creatividad y el desarrollo de las facultades intelectuales con puzles o acertijos, desde los más sencillos hasta los tridimensionales, y aparecen los juegos para aprender matemáticas, lenguaje, geografía, inglés y todo lo imaginable. Pequeños hombres, Fase de operación concreta a abstracta (7 años en adelante) Comienza con una fase en que los juegos se transforman en construcciones adaptativas que continuamente exigen un trabajo efectivo y participativo en el proceso de aprendizaje. Deriva en juegos que generan principios de juicio y creatividad. Juguetes: Juegos para socializar y compartir con amigos. Muñecas que dan opción a participar con ellas, ya sea en sus cuidados o en su propia creación. Talleres mecánicos o cocinas que simulan la realidad. Proveido por: LaFamilia.info