Lucir Guapa en los Primeros Meses de Maternidad Badajoz Extremadura

Su hijo está a su lado y es la gran felicidad de su vida. Sin embargo, usted puede sentirse un poco deprimida y cansada. Esta sensación de vacío se llama «baby blues» y se debe al descenso hormonal del final del embarazo...

Lucir Guapa en los Primeros Meses de Maternidad

Proveído Por:

Es algo normal y pasajero, así que tómelo con calma; pero si usted siente que este estado persiste o si le resulta difícil, no dude en hablar con su médico. Usted acaba de dar a luz y ha hecho un maravilloso trabajo. Sin embargo y aunque le resulte difícil encontrar el tiempo, siga ocupándose de usted y de tener el placer de sentirse fresca y resplandeciente para ser la más bonita de todas las mamás. En esos primeros días de maternidad es muy importante organizarse para descansar. Aunque toda su atención está concentrada en el bebé, también están las comidas, las visitas, las llamadas telefónicas… Así que resérvese media hora al día para algunos tratamientos de belleza mientras el bebé duerme. Prevea también momentos de relajamiento. Después de dar a luz su cuerpo merece un tratamiento prioritario. Tonifíquelo, pero cui¬dado, por el momento no debe hacer trabajar los abdominales. Antes que nada debe comenzar con la reeducación del pirineo para evitar los riesgos de incontinencia urinaria que son muy frecuentes después del parto. Primeros cuidados para el busto Durante el embarazo, los senos son pesados y tensos, resultado de la presión de las glándulas mamarias. Por ello es indispensable usar un sujetador, sobre todo durante la lactancia. El busto recuperará su tamaño normal cuando deje de dar el pecho. Para mantener la belleza del busto es necesario cuidarlo durante todo este período. Antes y después de amamantar a su hijo lave cuidadosamente la areola con una compresa de gasa esterilizada empapada en agua mineral o en suero fisiológico. Luego seque correctamente cada pezón pues la humedad puede provocar agrietamientos en la piel. Los discos absorbentes le ayudarán a mantener secos los pezones. No adelgace drásticamente Después de la primera etapa del posparto, su cuerpo recuperará el equilibrio. Usted duerme mejor pues durante la noche amamanta a su bebé con menos frecuencia. Así que sentirse bien y embellecida por la maternidad es un objetivo que está por alcanzar. Si después del parto tiene unos kilos de más no se apresure haciendo un régimen drástico, más bien tenga una alimentación equilibrada y haga gimnasia. Dos excelentes hábitos para conservar. Para adelgazar hay que empezar disminuyendo las aportaciones calóricas en azúcar y en grasa. Al mediodía puede comer carne y a la noche carne blanca. Ambas acompañadas con verduras cocidas al vapor. Evite todo tipo de excesos y limite las grasas cocidas y los azúcares de eliminación rápida que se transforman en grasa en el cuerpo. Tomar un litro y medio de agua por día le ayudará a perder los kilos de más. Evite tomar alcohol: además de proporcionarle calorías suplementarias... ¡abre el apetito! Cabe destacar que el stress y el cansancio trastornan el adelgazamiento. Es mejor comenzar seriamente a comer de modo equilibrado cuando suspenda la lactancia, pues durante ese período 2 ó 3 kilos de más constituirán una reserva de energía útil. Proveido por: LaFamilia.info