Reglas de Acentuación Sevilla Andalucía

El acento unas veces se escribe y otras veces no, siguiendo determinadas reglas que explicaremos y veremos continuación, para que aprendas de una manera fácil las reglas de ortografía...

C/ Bailen, 22  
954222225
Bailen 22
Sevilla, Andalucía

Esta Información es Proveída por
Gonzalez Villegas Jesus Algovi
954908271
Divina Pastora 6
Sevilla, Andalucía

Esta Información es Proveída por
Cedeco Amador De Los Rios, 27-29  
954420050
Amador De Los Rios 23
Sevilla, Andalucía

Esta Información es Proveída por
Solis Bonilla Mariola
954228506
Mateos Gago 8
Sevilla, Andalucía

Esta Información es Proveída por
Colegio Ofical De Farmaceuticos  
954223292
Alfonso Xii 51
Sevilla, Andalucía

Esta Información es Proveída por
Colegio Oficial De Administradores De Fincas Carlos Cañal, 22  
954229987
Carlos Cañal 22
Sevilla, Andalucía

Esta Información es Proveída por
Centro De Estudios Tributarios De Andalucia  
954991468
Republica Argentina 29
Sevilla, Andalucía

Esta Información es Proveída por
Colegio Oficial De Arquitectos De Sevilla  
955051200
Cristo De Burgos 35
Sevilla, Andalucía

Esta Información es Proveída por
Formacion Y Perfeccion Profesional S.L.  
954437281
Alcalde Manuel Del Valle 25
Sevilla, Andalucía

Esta Información es Proveída por
Centro De Formacion Rayuela  
954941647
Salineros 
Sevilla, Andalucía

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Reglas de Acentuación

Proveído Por: 

Al pronunciar una palabra elevamos el tono de voz sobre una sílaba. Esta sílaba se llama tónica porque en ella recae el acento. Las demás sílabas de la palabra se llaman átonas. Cuando se escribe, se llama acento gráfico o tilde (o simplemente acento) y cuando no se escribe, solamente se pronuncia, se llama acento prosódico.

Para diferenciar palabras que se escriben de la misma forma pero tienen distinto significado, según donde lleven el acento, se utiliza la tilde diacrítica, como en: Sí (afirmación), si (condicional); sólo (solamente), solo (soledad). Dependiendo de cual sea la sílaba tónica, las palabras se clasifican en:

AGUDAS: Cuando la sílaba tónica es la última sílaba; (camión, farol, sabor).

LLANAS O GRAVES: Cuando la sílaba tónica es la penúltima sílaba; (césped, gafas, silla).

ESDRÚJULAS: Cuando la sílaba tónica es la antepenúltima sílaba; (pájaro, carátula, pánico).

SOBREESDRÚJULAS: Cuando la sílaba tónica es la anterior a la antepenúltima sílaba; (cuéntamelo, devuélvemelo).

REGLAS GENERALES DE ACENTUACIÓN

REGLA Nº.1 Las palabras Agudas se acentúan, es decir llevan tilde, cuando terminan en vocal o en las consonantes n o s. EJEMPLOS: Papá, ratón, compás.

REGLA Nº. 2 Las palabras Llanas o Graves se acentúan, es decir llevan tilde, cuando terminan en consonante que no sea n o s. EJEMPLOS: López, árbol, césped.

REGLA Nº. 3 Todas las palabras Esdrújulas y Sobreesdrújulas siempre llevan tilde. EJEMPLOS: Último, séptimo, devuélvemelo.

REGLA Nº. 4 Las letras mayúsculas se acentúan, llevan tilde, como las demás. EJEMPLOS: MAYÚSCULAS, PARÍS, LEÓN.

OTRAS REGLAS DE ACENTUACIÓN

REGLA Nº. 5 Los monosílabos, en general, no llevan tilde, porque no es necesario saber cuales la sílaba tónica, únicamente utilizan la tilde diacrítica. EJEMPLOS: Fe, ten, tos, té (infusión), te (pronombre), sé (verbo), se (pronombre).

REGLA Nº. 6 Los infinitivos de los verbos terminados en oir o eir llevan tilde. EJEMPLOS: Oír, desoír, freír.

REGLA Nº. 7 Los infinitivos de los verbos terminados en uir no llevan tilde. EJEMPLOS: Atribuir, distribuir, sustituir.

REGLA Nº. 8 Los adverbios que terminan en mente llevarán tilde si la tenían cuando eran adjetivos. EJEMPLOS: Útilmente (de útil), fácilmente (de fácil), alegremente (de alegre).

REGLA Nº. 9 Los diptongos y triptongos siguen las normas generales de acentuación y se pondrá la tilde en la vocal que suena más fuerte. EJEMPLOS: Averiguáis, cuídame, después, huésped, lleguéis, náufrago, también. EXCEPCIONES: En los casos especiales cuando se pone la tilde para romper el diptongo como en actúa, baúl, caída, habría, raíz, tío.

Haga click aquí para leer más artículos de El Abuelo Educa