Sobreviviendo a la Pérdida: ¿Qué Podemos Hacer? Cartagena Murcia

El dolor de dos personas difícilmente va a ser igual. Y las reacciones frente a la muerte de un ser querido varían. Pueden ser tanto tristeza como enojo, culpa o ansiedad, soledad, desamparo, desesperanza...

Centro Medico Virgen De La Caridad
968 506 666
Jorge Juan 30
Cartagena, Murcia
Especialidad
psiquiatria

Esta Información es Proveída por
Jimenez-Martin Y Sanchez Fernando
968312974
Doctor Luis Calandre 34
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Psicologa Maria Victoria Serna Fuentes Alameda San Anton, 7 - 2º C  
968521710
San Anton (De) 7
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Psicologo Jose Vicente Muñoz Olmos - R.E.S. 20400059 Avenida Reina Victoria, 34 - Entresuelo  
968125004
Reina Victoria Eugenia 34
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Centro De Psicologia Y Educacion Paseo Alfonso Xiii, 14 - 4º Dcha.  
968121559
Alfonso Xiii 14
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Gris, Verde Y Blanco S.L.  
968512631
Ramon J Sender 13
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Miñarro Garrido Maria Angeles
968121559
Alfonso Xiii 14
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Martinez Del Vas Pascual
968521710
San Anton (De) 7
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Alemany Garcia Maria Jose
868091420
Principe De Asturias 10
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Psicologos Psicom Plaza Juan Xxiii, 3, 1ª Planta, Oficina 202  
968312974
Doctor Luis Calandre 34
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Sobreviviendo a la Pérdida: ¿Qué Podemos Hacer?

Proveído Por:

Diferentes estudios, sin embargo, prueban que las mujeres por lo general tienen reacciones más intensas que los hombres y también les resulta más fácil hablar con otros acerca de sus sentimientos.

Por eso, muchas disponen de más apoyo que el que reciben los hombres. Estos últimos, a menudo, intentan parecer fuertes y no revelan sus verdaderas emociones. Sus sentimientos son tan profundos como los de las mujeres, pero creen que no deben mostrar vulnerabilidad. Muchos tratan de mantenerse ocupados y evitan hablar sobre la muerte. Es su forma de lidiar con el dolor y merece ser respetada, pero no hay nada de malo en buscar y recibir ayuda.

• ¿Cómo ayudarte a vos mismo?

Sé gentil con vos mismo: Es vital no esperar demasiado de uno mismo; darse permiso de ser desorganizado por un tiempo; perdonarse a uno mismo en caso de errores.

Cuídate físicamente: La falta de sueño y comida pueden facilitar enfermedades e infecciones. Por eso comer poco pero seguido, y descansar tanto como se pueda, es tremendamente importante.

Ejercítate: Incluso una corta caminata puede ayudar.

Evita el alcohol: El alcohol puede ayudar a adormecer el dolor temporalmente, pero a la larga no ayuda en nada.

Evita las pastillas para dormir: No es buena idea depender de somníferos por ningún período de tiempo. En los primeros días, estos pueden ayudarte a conciliar el sueño, pero en realidad tu cuerpo y mente necesitan ajustarse naturalmente al duelo y las pastillas para dormir pueden inhibir el proceso. También pueden generar adicción.

Lidia con tus sentimientos: Escribí todos los sentimientos que están en tu cabeza, especialmente antes de irte a la cama, ya que eso puede ayudarte a dormir mejor. Compartir tu dolor con otros miembros de tu familia puede ser útil, pero es probable que ellos también carguen con su propio dolor y no quieran oír el tuyo tan seguido. Amistades que no estén tan involucradas emocionalmente pueden estar dispuestas a escucharte.

Evoca recuerdos felices: Recordar los buenos tiempos pasados con la persona que murió puede ser doloroso, pero es curativo.

No te apures a deshacerte de la ropa: Deshacerte lo más rápido posible de las ropas y objetos personales de la persona amada, incluso si tus amigos insisten, no necesariamente es lo mejor. Es más adecuado hacerlo cuando cintas que ya podes. Podrías arrepentirte luego de no haber conservado esa camiseta como un recuerdo personal. Si bien antes se asumía que el duelo más efectivo pasaba por romper todos los lazos con la persona fallecida, hoy se sabe que mantener algunos es saludable.

Tómatelo al suave: Pospone los grandes cambios como mudarte de casa, cambiar de trabajo o empezar una nueva relación, por al menos seis meses. Acabas de sufrir una importante pérdida, y necesitas adaptarte a eso primero.

• ¿Cómo ayudar a los demás?

Hazte presente: Ya sea en persona o, si estás lejos, por cualquier otro medio, que sepan que vos está ahí. Pero no esperes que los deudos te atiendan o te respondan inmediatamente. Están sufriendo; puede que no tengan la energía o las ganas para hacerlo. Tampoco te cintas obligado a tener soluciones o respuestas a su dolor. Ya sea como amigo, o como profesional, ayudar a una persona a sobrellevar el dolor de una pérdida pasa simplemente por "estar" a su lado. Después de todo, lo único que los podría consolar es recuperar a la persona amada y eso nadie lo puede lograr.

Déjalos hablar: Mucha gente en duelo se siente aliviada de tener la oportunidad para conversar. Lo mejor que podes hacer es permitirles contar su historia sin interrupciones.

No digas "sé cómo te sentís": Aunque hayas pasado por una experiencia semejante, nunca digas "sé cómo te estás sintiendo". Porque en realidad no lo sabes. Sin embargo, puede ser útil que la persona a la que estás tratando de ayudar sepa que vos también has estado de duelo y que puede ser que comprendas algo de su dolor.

Sé vos mismo: Actúa de forma tan normal como te sea posible, adaptándote en función de su respuesta o comportamiento. Continúa invitándola a las mismas actividades a las que la habrías invitado antes.

Toma la iniciativa: En lugar de pedirles que te avisen si acaso necesitan algo, toma la iniciativa vos. Una persona que sufre no siempre tiene la energía o la motivación para dar el primer paso.

Ofrécete para ayudar con los asuntos prácticos: La comida, la limpieza, los niños. Hay muchas cosas en las que podes ayudar, pero no te impongas.

Con información de la BBC.

Haga click aquí para leer más artículos de La Brujula