Sólo Existen 3 Tipos de Reuniones Santander Cantabria

¿Sabemos para qué sirve la reunión a la que estamos asistiendo? Para Seth Godin, sólo existen 3 tipos de reuniones, y es importante no confundirlos. A continuación te damos la información completa...

Servicios De Contabilidad Cantabria S.A.  
942237872
Cardenal Cisneros 9
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Asesoria Auditres Pje. Peña, 4 - 2º, P.ª 10  
942319698
Peña 4
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Martinez Cuevas Secundino
942364306
Calderon De La Barca 16
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Asesoria Manrique & Serna Calvo Sotelo, 14 - 1º Dcha.  
942318260
Calvo Sotelo 17
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Auditoria Hfc Avenida Calvo Sotelo, 11 Entresuelo  
942310962
Calvo Sotelo 11
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Dehesa Y Rodriguez Campos S.L.  
942230900
Jesus De Monasterio 25
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Asesoramiento Y Gestion De Empresas De Cantabria Santander  
942221792
Sangas 
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Asesoria De Las Cuevas Calvo Sotelo, 19 - 6º, 4  
942312222
Calvo Sotelo 19
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Asegral S.A.  
942360784
Cadiz 19
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Asesoramiento Y Gestion De Empresas De Cantabria Cadiz, 19  
942221792
Sangas 
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Sólo Existen 3 Tipos de Reuniones

Proveído Por:

1. Informativa

Se informa a los asistentes de lo que está pasando, con o sin su consentimiento. Aunque puede tener una apariencia de conversación, esta reunión está pensada, fundamentalmente, para informar.

2. Debate

El líder de la reunión busca feedback, aportaciones útiles y creativas. Puedes emplear esta reunión, por ejemplo, para exponer un plan de acción, o para desarrollar una nueva idea.

3. Autorización o permiso

Este es el tipo de reunión en el que se supone que la otra parte debe decir “sí”, pero tiene el poder para decir “no”.

Fundamental no confundirse

Es fundamental no confundir estos diferentes tipos de reuniones. Esta confusión es el principal causante del fracaso de las [malditas] reuniones. Vamos a ver porqué:

Es muy típico que la reunión comience siendo de un tipo determinado, y acaba en otro diferente. Y esto es especialmente peligroso porque, a menudo, una de las partes no se está dando cuenta de esta “metamorfosis”.

Imagina que la reunión, que en principio parecía informativa, se ha transformado en una reunión en la que se está buscando una autorización. Si no te das cuenta, puede que te estés comprometiendo a hacer algo que no te conviene. Más adelante, la otra parte podría asegurar que tú estuviste de acuerdo al plantear la situación.

Al revés. Si buscas autorización para seguir adelante con el proyecto y la otra parte no se está enterando bien, su compromiso no va a servir de nada. Puede que al día siguiente lo nieguen todo, y echen por tierra todos los acuerdos que creías haber conseguido.

Así que, si tienes la sospecha de que algo parecido está sucediendo, lo mejor es que pares y digas:

“Gracias por vuestras aportaciones. Si os parece, vamos a recapitular. Voy a mencionar todo lo que hemos ido acordando, para que podamos aprobarlo y seguir adelante. ¿De acuerdo?”.

Haga click aquí para leer más artículos de Blog del Freelance