¿Tiene Sentido el Trabajo? Bilbao País Vasco

El trabajo es un aprendizaje que se va incorporando a nuestra personalidad y va formando parte de nosotros a diario dando forma a nuestra madurez, ya que tiene sentido diferente para todas las personas…

A & A Financiera Del Norte 2005 S.L.  
946674090
Diputacion 2
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Asesoria Adi S.A.L.  
944110343
Garat Txomin 4
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Asesoria General De Vizcaya, S.A.  
944164233
Lopez De Haro D. Diego 31
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Tecniconta S.L. Ledesma, 10 Bis - 3º  
944247621
Ledesma 10
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Agente Financiero L. Z. Bilbao S.L. G.V. Diego Lopez De Haro, 15 - 4º Dcha.  
944165599
Lopez De Haro D 15
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Asesoria Adi Txomin Garat, 4  
944110855
Garat Txomin 4
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Afibisa Labayru, 37  
944432454
Labayru 37
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Angel Manuel Galarza Arranz-Alfredo Galarza Arranz-Ana Isabel Galarza  
944051820
Recalde 61
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Cristina Navarro Fernandez  
944239387
Ajuriaguerra Juan 19
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Atucha Zamalloa Karmele
944443198
Allende Manuel 19
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

¿Tiene Sentido el Trabajo?

Muchas veces nos preguntamos si el trabajo tiene un sentido en la persona. Hay gente que afirma que podría vivir sin trabajar (siempre y cuando tuvieran dinero, claro), mientras que hay otros que defienden que el trabajar va más allá de ganar dinero. Muchas veces nos preguntamos si el trabajo tiene un sentido en la persona.

Pongámonos a pensar! ¿Qué nos aporta el trabajo? Por supuesto dinero, y con ello poder permitirnos poseer o adquirir cosas, además de autonomía e independencia (aunque con el mil eurismo, esto no está totalmente garantizado), un orden y estructura, un sentido de pertenencia a “algo”. Estas son cosas muy valoradas en nuestra sociedad, aunque pensándolo mejor, todo esto ¿no podríamos tenerlo solamente con la primera, el dinero? Es decir, con dinero puedo independizarme, organizar mi vida (por la mañana gimnasio y sesión de belleza, por la tarde clase de pintura), además puedo sentir que pertenezco a mi club de ajedrez.

Volvemos al punto de partida. Entonces ¿trabajar no tiene un sentido real? Si vamos a la parte más humana de la persona llegamos a la auto-realización, esa palabra infinita. Eso que está ahí, que llegado un momento de nuestra vida, cuando nuestras necesidades primarias se ven cubiertas, necesitamos alcanzar y nunca terminamos de lograrlo. ¿Puede el trabajo ayudarnos en este sentido?

Volvamos a pensar que nos aporta el trabajo en esa parte más personal y humana. Nos enseña a escuchar (o bien, nos obliga a callarnos en algunos momentos), a negociar, dialogar, ceder, a que no podamos llevar siempre la razón (aunque a veces la tengamos), a gestionar nuestra rabia (en general a controlar y dominar nuestros sentimientos), nos obliga a aprender a decir las cosas de otra manera (y no como dictan las entrañas), nos llena de responsabilidad y tenemos que aprender a trabajar tanto solos como coordinarnos con un equipo.

Por otro lado, en otros momentos llegamos a experimentar lo que es sentirnos “capaces de”, sentir como nos superamos y evolucionamos (sobre todo si miramos atrás), o valorar (o que incluso nos valoren) nuestros méritos “de eso has sido capaz tú”, escuchar un “felicidades” o “enhorabuena”, levantarnos ante las dificultades y llegar a saber que si quiero, puedo. Esto influye en nuestra autoestima y va moldeando la percepción que tenemos de nosotros mismos. En estos momentos de éxito laboral es cuando utilizamos el dinero para salir a cenar y celebrarlo con nuestra familia y amigos.

Pues bien, llegar a desarrollar esas capacidades, encontrar el equilibrio entre los buenos y los malos momentos laborales, aprender de lo “negativo” y saborear lo “positivo” es todo un aprendizaje de la vida. Con ello no quiero decir que sólo nos formamos como personas a través del trabajo, ¿pero ayuda?

Haga click aquí para leer más artículos de Articulosgratis.com