Trampas que Afectan al Matrimonio Bilbao País Vasco

En ocasiones las parejas cometen errores graves en contra de la comunicación conyugal, sin estar enterados. En este artículo encontrará consejos acerca de lo que no debe hacer...

El Hogar De Abando-Vizcaya S.A.  
944232429
Principe 5
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Arbeis 2000 S.L. Telesforo Aranzadi, 6  
944433620
Aranzadi Telesforo 6
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Asisper S.L. General Concha, 8, Principal - Dpto. 8  
944104155
Concha General 8
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Maria Begoña Corral Teijido-Ana Martinez Liceranzu, C.B.  
946555768
Doctor Fleming 5
Santurtzi, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Maria Begoña Corral Teijido-Ana Martinez Liceranzu, C.B.  
946555768
Doctor Fleming 5
Santurtzi, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Isabel Tapias Goicoetxea-Teresa Macia Gonzalez C.B  
944212233
Ercilla 29
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Arbeis 2000 S.L.  
944433620
Aranzadi Telesforo 6
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Juncal Ayuda A Domicilio S.L.  
944961987
Correos 8
Portugalete, País Vasco

Esta Información es Proveída por
ARANTZA ÁLVAREZ PSICÓLOGA
946204040
Calle Mikeldi, 8 bajo.
DURANGO, País Vasco
 
El Hogar De Abando-Vizcaya S.A.  
944232429
Principe 5
Bilbao, País Vasco

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Trampas que Afectan al Matrimonio

Proveído Por:

En la relación conyugal se presentan situaciones y conflictos que si no se saben identificar a tiempo, pueden pasar a mayores afectando así seriamente la relación. Pero no basta solo con identificar los problemas, es también necesario discutirlos con el cónyuge y atacarlos de raíz. Estas son las trampas más comunes en una relación matrimonial, según Diana T. de Pozas, de Desarrollo y Formación Familiar A.C.: Egoísmo: El esposo llega del trabajo y no puede, o no quiere, desconectarse de los problemas o pendientes que tiene en su empleo y con ello bloquea la comunicación en su familia. La esposa está tan entusiasmada hablando de su clase de cocina que no deja al marido hablar de nada más. Uno de los dos no está en disponibilidad de comunicarse porque está muy cansado, tiene demasiado sueño o se siente mal. Y en lugar de explicar su malestar, únicamente se duerme dejando a todos con una sensación de no haber sido tomado en cuenta y de que algo anda mal. No tiene que ser drástico para que corte la comunicación, basta conque uno de los dos interlocutores -el que habla o el que escucha - no esté realmente con ánimos de conversar para que se impida una verdadera comunicación. Activismo: "¡Ya llegué!... ¡ya me voy!" Se trata de esas personas que llegan "volando" a su casa, nada más para cambiarse de ropa y volver a salir "disparado". El cónyuge no alcanza ni a contestarle pues los ven como a una ráfaga que cruza varias veces al día por su casa. Aunque este es un caso exagerado, sí sucede muchas veces que estamos todos tan envueltos en el activismo, que descuidamos la conversación tranquila con nuestra pareja, y esto, tarde o temprano, afecta la unión de los dos. Agresividad: No hay nada que corte más la disponibilidad de una persona para escuchar que una ofensa. Si tenemos quejas o diferencias con nuestro cónyuge o novio, lo mejor es buscar las palabras que tengan el significado de lo que queremos decir pero sin ofender. Algunas frases que podemos prohibir en el hogar son: - Te lo dije... - Siempre que yo..., tú... - Nunca me... - ¿Qué?, ¿no entiendes? Hay veces que el enojo o el orgullo nos hacen imposible este propósito de no ofender, pero es mucho más difícil pedirle a una persona que nos escuche y nos entienda, si se siente ofendida. "Adivinanzas": Pedro y Sandra llevan cinco años de casados. Cada año Pedro se va una semana de pesca y también cada año Sandra se niega a ir con la excusa de que a ella no le gusta dormir en el campo. Este año, Pedro organizó la cacería para fin de año y pensó que sería bueno invitar a sus hijos mayores, pero no a Sandra. Pedro pensó: "No le voy a preguntar ni siquiera si me quiere acompañar, ya sé que a ella no le gusta eso de andar acampando". A su vez, Sandra pensó: "No puedo creer que se vaya a ir en fin de año, que me vaya a dejar sola, sin los niños y ni siquiera me invite". Aquí puede surgir un conflicto que se pudo haber evitado hablando. Se trata de un marido "adivinador". Es cierto que muchos años de convivencia permiten a la pareja conocerse mejor, pero aun así, en muchas ocasiones es mejor consultar para saber a ciencia cierta los deseos o pensamientos del otro. Miedo de hablar: Miguel piensa que podría tener mejores oportunidades de trabajo en otra ciudad, pero no sabe cómo decírselo a Susana. El cree: "La última vez que toqué este tema, se puso a llorar, mejor no digo nada. Si sólo tratara de comprender la situación". En otra pareja, vemos que Lucía siente que dos hijos son muy pocos, pero su esposo Alfonso cree que son suficientes. Los embarazos son pesados para Lucía y los dos niños ya se hacen compañía el uno del otro. Ella pasaría otro embarazo difícil con la ilusión de tener una mujercita. Lucía, cada vez que la idea vuelve a su cabeza, piensa: "La última vez que hablamos de eso se puso furioso, mejor lo dejo así". Es importante ser receptivos y calmados al escuchar a la pareja, motivarla y hacerla sentir que en realidad todo se puede tratar y todo se puede arreglar "hablando". Grandes diferencias: Cuando una pareja se enamora, con tal de consolidar su unión, no da importancia a las diferencias entre los dos en cuanto a cultura, religión, o aspecto económico. Esas diferencias, a la larga pueden estropear la comunicación en el noviazgo o en el matrimonio. Otra diferencia importante que debe cuidarse, es el caso de que uno de los dos crezca intelectualmente cuando el otro se queda rezagado pues esto también puede ser factor de desunión. Se puede dar cuando la mujer persevera en tomar cursos de educación para los hijos o formación espiritual mientras que al marido no le llama la atención. O bien cuando el marido trabaja mucho y no comunica o explica a su mujer los problemas o cambios importantes por los que pasa su negocio u ocupación. Para evitar esto, es importante mostrar siempre un interés sincero en las cosas del cónyuge de ésta manera siempre tendrán temas en común y sentirán el apoyo de la pareja. Silencios: Parece una contradicción, pero el silencio es, en sí mismo, un verdadero bloqueo para la comunicación, porque se puede mal interpretar. Si bien es importante y hasta bueno que haya silencios en tiempos de paz y alegría, hay que estar siempre atentos a que nuestro silencio no represente un conflicto. Los silencios después de un enojo, pueden estar motivados por el orgullo. Si éste es el caso, no debemos dudar en romperlo ya que lo único que está causando es una serie de barreras y rencores que no se eliminan con facilidad. Proveido por: LaFamilia.info